Descriptiva de la programación

by Matthew Payette, Senior Applications Engineer 

Una sección descriptiva de la programación y del control de la iluminación es un documento esencial para coordinar el proceso de diseño/creación con un producto arquitectónico final en su máxima expresión. Define la forma en que la iluminación se integrará en el espacio y, finalmente, de qué forma las personas interactuarán con ese mismo espacio.

A veces existe una brecha entre las visiones iniciales de los diseñadores y el producto final. Otras veces, se logran el producto final y el funcionamiento de los sistemas de iluminación, pero después de muchos problemas en la gestión del proyecto y hacia el final. Esto puede solucionarse al definir y utilizar una sección descriptiva de programación y control, que es una descripción detallada de todos los tiempos, modos, accesos y escenarios deseados de un sistema de iluminación, ya sea globalmente (en todo el sistema) o localmente (en secciones del sistema). Puede ser digital, impresa, verbal, visual, cinética o una combinación de todas estas formas, y unirá las funciones de todas las luces.

Cuando pensamos en los controles de iluminación, en general, pensamos en el interruptor de luz, o quizás en un atenuador, que enciende o apaga una luz o una serie de luces. Estos dispositivos son conocidos por el público en general y, junto con dispositivos más sofisticados como los relés y los relojes astronómicos, constituyen los sistemas de control de iluminación estándar de la industria desde hace mucho tiempo. Sin embargo, con la llegada de los sistemas de iluminación arquitectónicos inteligentes, digitales y que cambian de color, observamos un cambio en la manera en que se controlan los sistemas. Los protocolos de control digital, como DMX y DALI, han revolucionado la forma en que se puede crear un proyecto. Los diseñadores disfrutan de estos sistemas, en especial de DMX, porque les permiten crear experiencias visuales imaginativas antes inalcanzables; fachadas que cambian de color según la temporada o edificios enteros cuyos colores cambian según el viento y el clima.

Desde el punto de vista de la gestión de proyectos, es un dispositivo útil para vincular el progreso de un proyecto con una lista de resultados y su posterior finalización. Establecer una sección descriptiva clara puede facilitar la comunicación que de otra manera nunca ocurriría, por ejemplo, el contratista eléctrico que habla con el diseñador de iluminación, el diseñador de iluminación que comprende mejor las necesidades del cliente, el contratista general que tiene una idea más clara de todo el proyecto y varios fabricantes que se aseguran de que su producto específico funcionará de la manera prevista. Es un componente abstracto del diseño de iluminación/arquitectónico, y se le debe prestar la misma atención que a cualquier otro detalle.

Cualquier persona con conocimientos sobre el proyecto o las necesidades del cliente podría crear una sección descriptiva de programación y control útil. Se consultaría al cliente para sintetizar las necesidades del espacio, los usuarios y los propios clientes, y se planificaría qué harán las luces. Luego, toda esa información se remitiría a un documento fácil de entender y distribuir a quienes lo necesitan. El documento podría ser una simple hoja de cálculo que muestre referencias cruzadas de tiempos, escenarios y usuarios. También podría contener múltiples representaciones visuales con temperaturas de color correlacionadas (TCC) específicas, valores de color y detalles de iluminación envolvente que comuniquen la estética al programador de iluminación. 

Todos los fabricantes involucrados en cualquiera de los escenarios deberían estar al tanto de esta sección descriptiva. Por lo general, un técnico en programación o un consultor de controles de un fabricante pueden revisar el sistema de iluminación directamente con el diseñador o arquitecto, mientras que, a veces, solo se trata de conversar con el propietario de una casa o el dueño de un negocio. De cualquier manera, cuando un técnico o integrador conoce los entregables, se evitan muchos malentendidos posibles. Lo que solía ser un simple comando de encendido o apagado o de color estático ahora puede ser algo tan elaborado como determinar con exactitud a qué hora los niveles de iluminancia y las TCC deben aparecer o establecer los niveles de atenuación o iluminación específicos de las combinaciones de colores preferidas.

Casi nunca es demasiado pronto para redactar una sección descriptiva de control. En cierto sentido, puede considerarse la esencia del diseño de la iluminación. Las personas que crean los matices de estos espacios arquitectónicos tienen una visión clara de cómo se verá finalmente la iluminación y especifican dispositivos para hacer realidad esa visión. Una parte integral de esta visión es cómo y cuándo funcionarán realmente los dispositivos; por lo tanto, es necesario tener una sección descriptiva de programación y control. Incluso si el integrador o el técnico de programación acceden a la sección descriptiva de control el día de la programación, siempre será mejor que no tenerla. Sin embargo, lo ideal es definirla bien de antemano.

Algunas preguntas útiles para crear una sección descriptiva de control son:

  • ¿Cuál es el concepto general? Contemple lo grande y lo pequeño. En este punto, deben considerarse los escenarios locales y los conceptos globales.
  • ¿Quiénes usarán el espacio? Pueden ser propietarios de viviendas, trabajadores de mantenimiento, estudiantes, cirujanos o cualquier persona.
  • ¿Deberían automatizarse algunos controles o todos? Los relojes astronómicos y los sensores de ocupación y desocupación son solo algunas de las maneras en que el control de la iluminación puede funcionar sin la interacción humana. Si se realiza de manera correcta, una persona que visita el espacio no notará nada molesto respecto de la iluminación.
  • ¿Qué tipo de acceso a los controles deberían tener los usuarios? Las opciones de interfaz de usuario (User interface, UI) son muy variadas, desde el simple interruptor de luz hasta las aplicaciones en teléfonos móviles. Una sección descriptiva de programación y control puede definir quiénes pueden interactuar con qué controles y cuándo.
  • ¿Dónde debe ubicarse la UI de control? Las interfaces de usuario se pueden colocar en las recepciones de hoteles o bien se puede acceder a ellas solo mediante sitios web protegidos. Los interruptores de luz simples siempre son una posibilidad.
  • ¿Qué fechas/días feriados importantes se celebrarán? Un sistema de iluminación resaltará los diferentes eventos y feriados según la región del mundo o el país. Los temas frecuentes en EE. UU. y Canadá son los patrióticos (4 de julio, Día de Canadá, Día de los presidentes), los de salud/bienestar (Komen Cancer Pink, Autism Awareness Blue), los de conciencia social (Orgullo) y los colores del equipo deportivo local.
  • ¿Qué colores deben considerarse, ya sea estáticos o rotativos? Permita que el cliente visualice y describa su resultado final ideal. La paleta disponible incluye millones de colores posibles con opciones de escenarios en movimiento casi ilimitadas, si el sistema está diseñado para ello.

Las secciones descriptivas de programación y control son importantes. Crear una casi no requiere esfuerzo y valdrá la pena durante el proyecto, ya que definirá la dirección y el propósito de la iluminación. Resolverá los problemas que surjan de las preguntas sobre la puesta en funcionamiento y ayudará a que las personas a tomen decisiones y participen. Un buen diseño de iluminación siempre implica buenos controles, e ignorar esto sería tan grave como ignorar cualquier otro sistema arquitectónico importante.